lunes, 13 de abril de 2009

Un verso a la revolución

Hablar, hablar y seguir hablando.
Hablando, hablando
y de tanto hablar estoy cansado.
Accionar es lo que quiero, ahí se esconde la revolución.
La verdadera revolución, de la que tanto hablo,
pretende alcanzar más que un simple discurso.
El discurso es bueno,
si es que produce la acción:
la acción de educar, la fuerza de la cualidad y la pasión de crear.
Fortalezcámonos con las raíces del pasado y los frutos del futuro.
Creemos un presente de cambios y evolución,
hagamos una realidad de solidaridad y educación.

2 comentarios:

alfieri dijo...

Mi estimado Yago:

Me sorprende -y me agrada- que hayan todavía jóvenes que creen en las revoluciones y las canciones de protesta... Aunque parezcas un ente anacrónico, sigue luchando. Quien sabe, quizá jóvenes como tú consiguen la utopía de cambiar el mundo. No te quedes en "una mierda, hippie, buena onda" como en la canción de Los Prisioneros.

WE SHALL OVERCOME
(joan baez)

fox dijo...

broder la otra vez te comente que empiezes a moverte jajaja buscate a la gente y nada haz la revolución que tanto pareces desear , tal vez logres tu cometido aunque es camino va a ser dificil