viernes, 26 de octubre de 2007

Sentimientos y sentimentalismo




Es una pena que los peruanos se estimen tan poco y se sientan tan inferiores como para hacer una guerra en nombre de la peor gaseosa del mundo: la Inca Kola (perdón, o la segunda peor, pues la primera es Kola Real).

Nadie tiene claro por qué los peruanos odiamos a muerte a los chilenos: si es por la rabia de sentirlos más astutos que nosotros (puesto que les va mejor con el neoliberalismo), si es porque son mejores futbolistas o porque Arica se resiste a tener el mismo destino histórico que Tacna.

A propósito de esto, es alarmante el terrorismo sicológico que generamos ahora contra el país del sur. Al final, ¿quién nos "arrebató" nuestra amada Inca Kola? ¿Fue todo Chile, algunos chilenos o alguna transnacional norteamericana que ha hecho un gran negocio con poderosos empresarios peruanos y chilenos? Decepciona saber que los peruanos nos hallamos “norteamericanizado” a tal punto que hemos hecho parte constitutiva de nosotros marcas fabricadas por su mercadotecnia actual. Es más decepcionante aún que la gente se identifique con un producto “estrella” más que con su propia realidad y se ocupe de problemas francamente banales. Total, si la Inca Kola es del Perú o de Chile, al final los únicos beneficiados serán los grandes empresarios peruanos y chilenos. Los peruanos y chilenos de a pie seguirán excluidos.



Los peruanos debemos entender que la solidaridad con el individuo no consiste en consumir ciertos productos, en amar o no a un país (pues no se puede amar un pedazo de tierra y menos a 26 millones de desconocidos) o en proclamarse peruano o chileno. La gente mejora a través de acciones positivas y no de sentimientos negativos como el odio y el resentimiento. Los peruanos y los chilenos deberíamos olvidar la idea de hacer la guerra por “la patria”: idea común entre las conquistas sangrientas y las dictaduras tipo Mussolini, Hitler y Bush. Estos sentimientos primitivos son propios de sociedades idiotizadas por creencias absurdas y sedantes. O como diría Chomsky, propios del “rebaño democrático”.

4 comentarios:

Luis Miguel Armas Moreno dijo...

Yo prefiero la coca-cola!!!

Garo dijo...

Disculparás aún eres muy infantil, en el buen sentido, con tus propuestas, pues se siente que tu discurso se deja llevar por la pasión.

Andrea Fernández Callegari dijo...

¿Por qué reclamar como "patrimonio nacional" uno sin mucha relevancia (aunque posicionado hasta el cansancio en la mentalidad peruana) como una gaseosa? Nuestra cultura es rica y variada en todo sentido, pero llegar hasta este extremo por una simple bebida me parece una pérdida de tiempo.
Enfoquémonos en encontrar soluciones para los múltiples problemas del país: en los resultados se medirá si la famosa "creatividad peruana" puede mejorar la realidad.
Buen artículo de opinión, Jimmy.

Cariños,
Andrea.

aquiles martin dijo...

perú versus chile, esta de la inka no me la sabía, pero hay taaaaanto para discutir, a ver si te gusta lo q acabo de escribir yo, a proposito de la marinera, me interesaria saber tu opinion
un abrazo y felicitaciones